metodología Six Sigma

Aunque no lo creas, todavía existen empresas que producen sin saber cuánto, que gastan sin tener un control de cuentas y que distribuyen sin orden… Estos actos son de lo más contraproducentes en cuanto a la gestión de una empresa y dificultan lograr objetivos y mejorar resultados. Hoy queremos compartir contigo una metodología que puede ayudarte a mejorar procesos y, de paso, los resultados: hablamos de la metodología Six Sigma.

¿Qué es la metodología Six Sigma?

La metodología Six Sigma, también llamada Seis Sigma, nace en el año 1986 en la famosa empresa Motorola y se basa encontrando la eficiencia basándose en niveles de sigma teniendo en cuenta cuántos defectos encontraremos en un millón de oportunidades (DPMO). Es decir:

  • 1 sigma= 690.000 DPMO = 68.27% de eficacia
  • 2 sigma= 308.000 DPMO = 95.45% de eficiencia
  • 3 sigma= 66.800 DPMO = 99,73% de eficiencia
  • 4 sigma= 6.210 DPMO = 99,994% de eficiencia
  • 5 sigma= 230 DPMO = 99,99994% de eficiencia
  • 6 sigma= 3,4 DPMO = 99,9999966% de eficiencia

*Fuente de la equivalencia: Wikipedia

Pongamos un ejemplo más claro. Supongamos que fabricamos tornillos de titanio. Todos deben tener 2 mm de grosor, pero, en la fabricación siempre hay márgenes de error (o defectos). Si el proceso que utilizamos está categorizado con eficacia 3 Sigma significa que 66.800 unidades por cada millón serán desperfectos. Basándonos en la metodología Seis Sigma o Six Sigma, la cantidad de defectos se reduce a 3,4 por cada millón de tornillos fabricados.

Parece imposible, ¿verdad? Pues no lo es: el proceso de Six Sigma ha llevado a empresas como Motorola a reducir sus costes en un 84%, a eliminar el 99,7% de los defectos, incrementando la productividad en un 12,3% anual. Veamos cómo gracias a la metodología Six Sigma.

Etapas DMAIC

El proceso Six Sigma se basa en mejorar los procesos de fabricación, tener una visión clara de los objetivos, tomar decisiones en base a estadísticas y medir todos los rendimientos financieros. Esto se consigue siguiendo las etapas de la metodología Six Sigma, también llamadas DMAIC por sus siglas en inglés: Define, Measure, Analyze, Improve, Control. Veamos más de cada una de ellas:

D – Define: definir. En esta fase se identifican los procesos y se examinan para ver cuáles son mejorables.
M – Measure: medir. Para comprobar, efectivamente, qué procesos son mejorables, se deben registrar los máximos datos posibles para evaluar la efectividad.
A – Analyze: analizar. Imprescindible estudiar los resultados de las estadísticas que hemos obtenido en la etapa M – Measure.
I – Improve: mejorar. Es la etapa de la acción: en este momento debemos, tras estudiar las estadísticas, encontrar la forma de mejorar el proceso o procesos en cuestión.
C – Control: controlar. Para mantener el nuevo proceso mejorado, es importante llevar un control para asegurarnos de que todo marcha como debe.

¿Qué te ha parecido la metodología Six Sigma como forma de mejorar los procesos de tu empresa? En próximos artículos veremos más acerca de este método. Si quieres leer más acerca de mejoras para tu negocio, te recomendamos la lectura de este artículo sobre la metodología Lean, otra forma de mejorar procesos muchas veces combinada con la Six Sigma.